La vecina de al lado cap 11 por Elizabeth Thor

Capítulo anterior: https://elenasilesbernal.wordpress.com/2015/09/28/la-vecina-de-al-lado-cap-10-por-elizabeth-thor/

Capítulo 11

 

Vera no podía dejar de pensar, cientos de pensamientos viajaban por su mente y no la dejaban dormir. No sabía si lo que hacía estaba bien o se estaba equivocando, seguir el camino que le está dictando el corazón. Ese corazón partido en dos por Martin y Xavier, miraba su cama totalmente vacía buscando respuestas. Xavier estaba trabajando toda la noche y ella estaba sola con sus pensamientos. Vera al ver que sería una noche muy larga se levantó a prepararse un café, ojalá ese brebaje le diera las soluciones. Se quedó totalmente en silencio con la oscuridad, dando pequeños sorbos al café y pensando en la vida con Martin, pensando en todo lo que había vivido con Xavier.
Algo rompió el silencio que estaba sumergida Vera, sonó el timbre de la puerta. Extrañada fue abrir la puerta solo esperando que no fuera malas noticias. Sorprendida vio que era Mara, había desaparecido durante un par de días y aparecía a esas horas delante de su puerta. la joven llevaba el pijama y respiraba con dificultad casi con ganas de llorar, sin pensarlo dos veces abrazo a Vera y apoyo su cabeza en su hombro. Vera le acaricio el pelo intentando saber qué era lo que le pasaba.

— Cariño que te pasa.
Mara como una buena actriz dejo caer un par de lágrimas, haciendo que su voz sonara débil y entrecortada:
— Perdona Vera, pero tenía que hablar con alguien, los recuerdos me invadieron nuevamente y solo siento dolor…con mama no puedo hablar de las cosas que me preocupan….
Vera miro su taza de café, esa noche iba a ser muy larga porque no estar con una amiga y poder charlar unas horas.
— Claro Mara pasa, para algo están las amigas…para poder hablar.
Mara y vera estaban en el comedor, ellas dos solas y sus palabras. Pequeños secretos que pasaban de boca a boca. Mara le conto que su madre Sharon fue una belleza sureña y jamás conoció a su verdadero padre. Pero conoció el cariño y el amor paterno gracias a su Padrastro. Vera miro a los ojos de Mara cuando recordaba a Sam, se llenaron de lágrimas que dejaban escapar destellos de su dolor. Podría ser que esa fuera la única vez que no la engañara y era el dolor de seguir perdiéndolo sin cesar en sus recuerdos.
— Muchas veces me pasa Vera, este maldito recuerdo vuelve muchas veces a mí. Vuelvo a ver el accidente, vuelvo a ver como muere cientos de veces ante mí, quiero olvidarlo, pero cuando vuelve a mi mente me sumerjo en la depresión… ¿Sabes que es perder a alguien que más quieres Vera?

Las manos de Vera cogieron lentamente las de Mara, ella también sabía lo que era perder a alguien, había perdido una vida que crecía en su vientre. El hijo que hubiera cambiado todo, el único que hubiera dado sentido a su vida. El que hubiera dado todo su corazón.

— Perder a alguien, perdí a alguien que crecía en mi vientre. Que jamás sabré como le hubiera querido, perdí a mi hijo — Vera comenzó a llorar — Sentí un dolor desgarrador cuando el murió en mi interior……Sentí como mi alma se desgarraba, dios mío.
Vera se tumbó en el sofá ya que no podía dejar de llorar, a su lado estaba Mara que le acariciaba lentamente el pelo y le intentaba ayudar. Era tan fácil de moldear la llevaría a donde ella quería. Vera se llevó la mano a la cara e intento limpiarse las lágrimas, miro a Mara que le miraba con ojos comprensivos.
— Cada noche cuando cierro los ojos, veo a mi hijo, en mis sueños soy feliz ya que él está vivo y está junto a mí — dijo Vera.
Mara cogió de la mano a su amiga, delicadamente le ayudo a levantarse del sofá. Paso a paso fueron a la pequeña habitación que Vera quería que fuera para su hijo. Mara sabía cómo retorcer los tornillos a su amiga para que sufriera un nuevo ataque de nervios.

— Es una habitación tan bonita cariño, te puedo ver cuidando de vuestro hijo — Mara miro a los ojos de Vera — Ese hijo que nacería de tu vientre, sería tan feliz con una madre como tú y un padre como Xavier.

Vera se llevó su mano a su vientre, volvía a recordar la sangre que perdió, recordaba como sintió la fría mano de la muerte acariciando su pequeño. Comenzó a escuchar el lloro de un niño desde la pequeña cuna, que ella con mimo había puesto en la habitación. Ella cayó al suelo entre lloros no podía dejar de sufrir. Mara se puso a su lado y le acaricio lentamente el pelo mirándole a los ojos, limpiando sus lágrimas.

— Conozco a un amigo que te podrá ayudar, el me hizo tanto bien.
Vera se limpió las lágrimas, dejando sus ojos rojizos por sufrir, sentía como su amiga le acariciaba lentamente la frente preocupada, en el interior de Mara una sonrisa siniestra se reflejaba lentamente. No renunciaría a su nuevo juguete, ella necesitaba sentirse querida por una vez.
— Joss te ayudara te guiara a volver a tener una vida normal, eres mi mejor amiga solo espero que te pueda ayudar — dijo Mara.

Siguiente capi:https://elenasilesbernal.wordpress.com/2015/10/28/la-vecina-de-al-lado-cap-12-por-elena-siles

Autor: elizabeththor

naci en 1979, en viladecans un pequeño pueblo a las afueras de barcelona, me gusta escribir a unque no persigo poder publicar. prefiero el mundo del dibujo y del comic que es mi aficion.por otra parte me gusta que la gente le interese mis rarezas escritas

3 opiniones en “La vecina de al lado cap 11 por Elizabeth Thor”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: