La vecina de al lado cap 12 por Elena Siles

Capitulo anterior: https://elenasilesbernal.wordpress.com/2015/10/07/la-vecina-de-al-lado-cap-11-por-elizabeth-thor/

Capitulo 12

Vera estaba destrozada llorando en su habitación. Aquella conversación con Mara le había recordado su dolor, ese dolor que intentaba enmascarar continuamente pero que volvía aún más fuerte. Y estar sola no la ayudaba en absoluto. Xavier aún no había vuelto del trabajo, era el día siguiente y ni siquiera la había llamado.
Vera observaba la tarjeta que le había dado Mara… le había aconsejado un psicólogo que era amigo suyo… No perdía nada por llamarle.

Vera cogió su móvil y marcó el número de la tarjeta. Lo cogieron enseguida — Hola, ¿es usted el doctor Barker?
— El mismo. ¿Con quién hablo?
— Soy Vera Johnson — Joss se puso tenso inmediatamente al escuchar ese nombre — mi amiga Mara Anderson me recomendó que le llamase por mi problema.
— Está bien señorita Johnson, puedo verla esta tarde a las 17:30. ¿Le viene bien?
— Sí — respondió Vera.
— De acuerdo, la veré entonces dentro de un par de días.
— Muchas gracias doctor — Vera colgó y se quedó mirando el teléfono y marcó el número de Xavier, necesitaba hablar con él — Hola cariño.
— Hola, siento no haberte avisado la otra noche, pero se me acumuló el papeleo y me quedé dormido en la oficina. Volveré para el almuerzo, ¿de acuerdo?
— Ya es la hora de comer Xavier.
— Es verdad. Bueno no te preocupes puedo estar allí dentro de unos minutos.
— No te preocupes Xavier, sé que tienes mucho trabajo. ¿Vas a venir esta noche?
— Sí, no te preocupes. Gracias por llamar Vera, pero estoy muy liado no puedo entretenerme más hablando contigo. Te veo esta noche — Xavier colgó.

Vera dejó el teléfono sobre la mesa y suspiró. Una lágrima cayó sobre su mejilla. Estaba destrozada, no podía más con aquella situación con Xavier. Esta tarde iría a hablar con el doctor Barker; puede que después de soltarlo todo se desahogara y se sintiera mucho mejor. Y le plantearía su problema con Xavier y Martin. Su corazón estaba dividido, pero ya estaba comenzando a decidirse por uno de los dos.

Xavier colgó el teléfono. Aquella conversación con Vera le había animado, pero había perdido un tiempo bastante valioso. Últimamente le había estado dando de lado, seguramente se sentiría sola en aquél piso todo el día sin poder salir. Y por si fuera poco aún no había superado la muerte de su hijo… él tampoco lo había olvidado, pero Vera seguía sufriendo por dentro incluso más que antes. Recordaba el día en el que abortó… Él sabía quién le había provocado el aborto… Cristal. Si no fuera por ella Vera jamás hubiera dejado a Martin, Xavier descubrió poco después que fue una estratagema de Cristal para recuperar a Martin.

Cuando fue a hablar con ella descubrió que ahora estaba comenzando a obsesionarse con Xavier. Cuando supo que Vera estaba embarazada la estuvo vigilando de cerca, pero no lo suficiente… Cuando tuvo el aborto supo de inmediato quién era el culpable, no pudo demostrarlo, pero pudo encarcelarla y así mantenerla alejada de Vera. Esa mujer le amenazó con contar a Vera la verdad sobre Xavier, de que sabía dese el principio sobre Martin y lo aprovechó para estar con Vera, no podía permitirlo, la perdería para siempre y no podía permitirlo así que la encarceló.
Y propuso a Vera a mudarse para empezar de cero y olvidar el pasado.
No podía dejar de pensar en todo lo que hizo para estar con Vera… estaba arrepentido, pero su corazón le hacer todo aquello, cosas que jamás pensaría que haría.
Ahora era como si casi no le importara… después de todo lo que había pasado la estaba abandonado. ¿Por qué? Aún no lo sabía con certeza, no era por el trabajo sino porque estaba comenzando a no sentir nada por ella. No sabía explicarlo, pero se sentía atraído hacia las personas que parecían tan frágiles y rotas por dentro, como pensaba que estaba Vera al principio. Y aunque Vera seguía rota por dentro…últimamente estaba contenta con el cambio y él necesitaba a una persona tan herida que lo necesitara para siempre…. Le gustaba esa apariencia dulce y frágil, pero al mismo tiempo que en el fondo sus ojos fueran ardientes. No sabía qué es lo que le pasaba en realidad, pero creía que hacía tiempo que dejó de estar enamorado de Vera.

— ¡Señor Carpenter! — le gritó el señor Wright — ¡Despierte de una vez!
— Discúlpeme señor. He estado trabajando toda la noche en el caso y…
— ¡No quiero excusas Carpenter! Tómese un café y siga trabajando. Vaya con sus compañeros, parece ser que tienen nuevas noticias. ¡Vamos!
Xavier salió deprisa de su despacho y se encontró con Katia Brown esperándole — El capitán me ha dicho que tenéis nuevas noticias sobre el caso.
— Hemos investigado los restaurantes y en uno han tenido problemas recientes con el suministro de fugu. Por lo visto los suministros de pescado, en concreto de fugu le han sido sustraídos recientemente. Hemos hablado con los proveedores y en las últimas semanas les han sido sustraídos ya más de dos cargamentos de fugu — explicó Anthony.
— Vale, gracias, espera que hable con resto y te daré ordenes — dijo Xavier.
Katia se acercó hasta Xavier — Hablé con los parientes, parece que nadie tenía nada en contra de esa chica. Pero hablé con sus compañeros de trabajo y me comentaron que últimamente salía más a menudo. Eso puede indicar o bien que no quería volver a su casa por problemas familiares o que había conocido a alguien del que no tenemos conciencia.
— Gracias Katia, mañana investigaremos lo de ese novio — Katia asintió como respuesta y se marchó — ¡Price! — Richard se acercó hasta él — ¿Investigaste los antecedentes de los del restaurante?
— Sí, pero están limpios. Lo máximo que he encontrado ha sido hurto menor, y una agresión, pero fue la típica pelea de discoteca de borrachos. Todos tienen los papeles de inmigración en regla, apenas pude sonsacarles a quién compraban el fugu. El proveedor se llama Kiyoshi Morioka, nació en Washington, pero sus padres eran japoneses. Inmigraron a EE. UU. poco antes de nacer Kiyoshi, después su madre murió cuando él tenía 4 años. Kiyoshi volvió a Japón y comenzó a proveer a los restaurantes japoneses. Tiene 34 años, sin antecedentes.
— Richard quiero que vayas mañana con Anthony a interrogar a Kiyoshi, yo investigaré mañana al jefe de la víctima, a lo mejor puede decirnos algo más — respondió Xavier — yo me marcho a casa chicos, mañana regresaremos al caso.

siguiente capitulo: hthttps://elenasilesbernal.wordpress.com/2015/11/07/la-vecina-de-al-lado-cap-13-por-elena-siles

Autor: elenasiles

En 2014 publiqué mi primer libro impreso "La Prueba". En 2019 publiqué La Guerrera Drager , en 2020 Piratas de Sagara y en 2021 Los Guardianes de Almas. Fui directora de YouAreWriter desde 2013 a 2019. He participado como autora en Renacer, Antología Benéfica (2020), en Invencibles, Una antología benéfica (2021) y en Antología Recuerdos de Tinta (2021). Además he coordinado, editado y publicado Antología Show Your Rare (2020) , Antología Sueños de Aire (2020) y Antología Criaturas de la Noche (2021) Mi email es: youarewriter.wordpress@hotmail.com Mi blog: www.elenasaavedrasiles.wordpress.com

3 opiniones en “La vecina de al lado cap 12 por Elena Siles”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: