Cuatro mujeres pero una misma historia por Elena Siles

Fuente: atusaludenlinea.com

Cuatro mujeres entran en escena. La primera viste de forma juvenil, pero con prendas que ocultan su cuerpo. La segunda viste de manera demasiado formal para su edad. La tercera mujer viste de manera normal y se muestra muy segura de sí misma. La última mujer viste de manera informal

La primera mujer da un paso al frente – Me llamo Laura, tengo 16 años y llevaba 3 años saliendo con mi exnovio antes de venir aquí. Había oído que otras habían acabado igual, pero jamás pensé que pudiera pasarme a mí. Yo creía que conmigo sería diferente. Estaba equivocada.

La segunda mujer se une a su lado – Buenos días. Me llamo Ángela, tengo 30 años y llevaba 4 años de casada mas 3 de noviazgo antes de llegar hasta aquí. No tengo excusa alguna y lo sé. Yo misma me he buscado este final por buena, fui tonta. Yo creía que una mujer se debía a su marido y eso hacía, pero a la hora de la verdad no sirvió absolutamente para nada.

La tercera mujer también se une al frente- Yo me llamo Almudena y tengo 40 años. Me he divorciado dos veces y la verdad es que la primera vez tuvo un final mucho más fácil que el segundo, aunque nunca es fácil un divorcio cuando tienes hijos. Los míos se llaman Javier y Carmen de 20 y 8 años. Uno de cada matrimonio. Ahora ellos viven con mi hermana menor y gracias a eso puedo estar tranquila porque sé que nada les falta. Aun así les echo de menos.

La cuarta mujer da otro paso al frente- Buenas, yo me llamo Paula, tengo 33 años y tengo una niña de 6 años que se llama Lucia. Llevaba 2 años casada y 4 de noviazgo antes de venir hasta aquí. Yo nunca he querido acabar así, pero es lo que me ha tocado vivir. He luchado mucho por mi hija, no he podido verla crecer, pero he logrado ponerla a salvo que es lo realmente importante. He tenido muchísima suerte y lo sé.

– A pesar de las muchas advertencias de mis amigos y familiares, decidí seguir adelante con mi relación amorosa- Afirmó Ángela- Yo estaba perdidamente enamorada y en mi cabeza joven no tenía cabida la realidad de la violencia de género. Siempre pensé que la culpa era de la mujer por no satisfacer a su marido. Vengo de una familia muy conservadora y religiosa. Desde pequeña me han enseñado que una mujer ha de servir a su marido y así lo he creído hasta el último día de mi vida. Sin embargo, ahora comprendo que da igual la ideología que tengamos, que tenemos que unirnos contra la violencia de género. No podemos permitir que un asesino salga impune solo porque sea su víctima una mujer, sino todo lo contrario. El hombre que acabo con mi vida fue condenado a 15 años de cárcel de los cuales solo ha cumplido 10. El móvil del asesinato era que estaba borracho y no sabía lo que hacía. En mi opinión, tenía una aventura y yo era un obstáculo para él. Lo grave es que no ha aprendido absolutamente nada, sigue reincidiendo y yo mientras aquí. Lo único que puedo hacer es contar mi historia. Es muy probable que haya muchas como yo, pero que no nos resulte normal esto. Nos dan las cifras de muertas como si cualquier cosa, como si fuera normal que asesinen a una mujer, total es una más de las 60 que llevamos en el año. Lo único que busco es que no se repita más. Somos nosotros lo que podemos parar todo esto.

– Siempre me dije que me casaría con alguien bueno, amable… Y elegí a alguien que aparentaba ser así. Estuve 4 años saliendo con el de novios antes de casarme. Incluso. Vivimos juntos y compartíamos las tareas del hogar. Era todo fachada, en cuanto nos casamos todo cambio- Comenzó a relatar Paula con voz serena- Se volvió agresivo, chulesco y machista. Me quede embarazada y me entro el pánico. No podía dejar que mi bebe viviera diariamente con toda aquella violencia. Intente conseguir trabajo pero al decir que tenía una hija se me cerraban todas las puertas. Me tuve que ir a vivir con mis padres. Finalmente pedí el divorcio. En el juicio gano él, no me preguntéis como se llevo a mi hija. Yo no podía permitir que le hiciera daño, asique recurrí la sentencia, pero no sirvió de nada. Un día descubrí que abusaba de mi hija y decidí denunciarle, le cayeron 10 años de prisión pero cumplió 4. Le puse una orden de alejamiento, pero no sirvió de nada. Morí protegiendo a mi hija. Gracias a mi suerte pude avisar a la policía a tiempo de salvarla. Una vez yo muerta ya no tenía motivos para volver. Mi hija Lucia es mi vida. Ahora vive con sus abuelos y mi hermano ayuda en lo que puede. El hombre que me mato ahora la condena máxima por asesinato en prisión. Temo sin embargo, que cuando salga, que es muy probable, que vuelva a poder hacer lo mismo a otra mujer; no quiero que nadie muera por mis errores. Se ha hecho justicia como mejor se ha podido y mi hija está a salvo, pero aun así siento la necesidad de contaros mi historia e intentar preveniros para que no tengáis el mismo final.

– Me case muy joven, con veinte años. El motivo principal fue que me quede embarazada. Mi novio de toda la vida y yo éramos unos ilusos. No pude estudiar porque estaba cuidando de Javier, pero mi marido nos mantenía. Sin embargo yo no era feliz. Tenía 30 años cuando me divorcié, pensaba que en un matrimonio debe haber amor y no obligación. Tardé mucho en tomar esta decisión, pero una vez tomada vi que era lo mejor. Dos años después conocí a mi segundo marido. Fue amor a primera vista. Nos casamos a los 4 años de novios. No era perfecto, pero yo estaba ciega de amor. Por supuesto el me mantenía. Sin embargo en mi interior había una necesidad vital de independencia. Conseguí un trabajo pero poco después me quede embarazada e inmediatamente fui despedida. Volví a depender de mi marido y fue entonces cuando las cosas se complicaron. De pronto volvía a ver y la realidad se disipo antes mis ojos. Decidí volver a divorciarme a mis 40 años y no pude volver a soplar las velas de mi cumpleaños. Vino mi ex pidiendo llevarse a la niña, yo me defendí. El me dio con un rodillo en la cabeza y así es como llegue hasta aquí. Por suerte mi hijo mayor estaba de visita y en cuanto escucho lo sucedido llamo a la policía, cogió a su hermana y echo a correr. No llegaron a detener a mi exmarido. Aun sigue en libertad y la investigación se da por cerrada. Incluso mi primer marido se ofreció a cuidar de Carmen a pesar de tener una nueva familia. Ahora mi hija está con mi hermana y eso me alivia. Esta es mi historia, es solo una más de los muchas que hay, pero no por ello es menos importante-narró Almudena, evidentemente afectada.

Laura comenzó entonces a hablar- Cuando comencé a salir con mi exnovio lo consideraba un hombre sin igual. Era el más deseado de todo el instituto, famoso por su libertinaje conmigo sentó la cabeza y por ello yo me sentía la chica más afortunada del mundo.
Laura continuó su historia- El era el base del equipo de baloncesto del instituto, era un chico rebelde. Tenía una moto negra a juego con su chupa y sus gafas de sol. Su forma de ser chulesca me encantaba, era un payaso siempre con bromas. Yo por entonces era una chica tímida, poco popular, estar con él me daba todo lo que había deseado. Muchos amigos, ir a fiestas, ser popular… A pesar de que me mostraban una mala actitud yo no hice caso porque lo atribuía a su personalidad y además no me convenía terminar aquella relación. Con el tiempo fue empeorando y el maltrato psicológico se volvió algo rutinario. Todo ello me provocaba pesadillas y el sexo se volvió una obligación. Aquello me estaba asustado. No sabía qué hacer. Toda esa esperanza me hizo valerme más como persona. Acudí a mis amigos y me quede sola. Al final desesperada acudí a mis padres. Inmediatamente acabo nuestra relación y se puso una orden de alejamiento contra él. Vino a amenazarme y acabo por agredirme físicamente y fue enviado aún reformatorio. Hasta que no tuve moretones pro todo mi cuerpo la policía no pudo hacer nada. No sé cómo consiguió escapar del reformatorio y vino a tomarse su merecida venganza. Yo estaba comprando el pan y cuando me di la vuelta un cuchillo me rajo el cuello. Me acuchillo 7 veces más antes de salir corriendo. Se le pudo ajusticiar pero por ser menor solo le pudo caer 5 años. Yo tenía 16 años y a pesar de estaba enterada de lo que era la violencia de género jamás pensé que pudiera pasarme a mí. Crees que esa persona puede cambiar, que puedes seguir con él, que no pasara nada. Solía decirle a mi madre que eso de la violencia de género solo aparecía en las noticias, » a mí no me va a pasar”. Ironías de la vida. Esta es mi historia, no es menos real ni más importante que otras, solo es una de tantas.
– Aquí hemos conocido muchas mujeres como nosotras- dijo Almudena
– Cada historia es diferente- Explicó Ángela
– Pero por desgracia casi todas tienen el mismo final- dijo entristecida Paula
– Para nosotras no hay mas camino por recorrer- reconoció Almudena
– Pero hemos querido contaros nuestra historia porque quizás para nosotras no haya esperanza, pero si para algunas. Debemos apoyarlos y unirlos contra la violencia de género- completó Laura.
– Independientemente de nuestras ideología, raza o condición. Esto nos une más que nunca. Todas somos mujeres, con vidas e historias diferentes- intervino Ángela
– Pero con una misma causa- aseveró Paula.
– terminar con la violencia de género- finalizó Almudena.
– Únete contra la violencia de género. No dejes que la historia vuelva a repetirse- dijeron todas al unísono.

Autor: elenasiles

En 2014 publiqué mi primer libro impreso "La Prueba". En 2019 publiqué La Guerrera Drager , en 2020 Piratas de Sagara y en 2021 Los Guardianes de Almas. Fui directora de YouAreWriter desde 2013 a 2019. He participado como autora en Renacer, Antología Benéfica (2020), en Invencibles, Una antología benéfica (2021) y en Antología Recuerdos de Tinta (2021). Además he coordinado, editado y publicado Antología Show Your Rare (2020) , Antología Sueños de Aire (2020) y Antología Criaturas de la Noche (2021) Mi email es: youarewriter.wordpress@hotmail.com Mi blog: www.elenasaavedrasiles.wordpress.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: