La Prueba cap 8 por Elena Siles

Capítulo anterior:https://elenasilesbernal.wordpress.com/2016/06/25/la-prueba-cap-7-por-elena-siles

Capítulo 8

Simon fue el primero en despertarse al día siguiente, habían dormido aquella noche en un claro todos juntos, pero cuando Simon se despertó no pudo ver a John. Aquello le extrañó, John había llegado al grupo el día anterior con evidentes signos de lucha; debería de estar cansado así pues… ¿cómo había sido capaz de levantarse tan temprano? Simon comenzó a sospechar que quizás la historia que les había contado John no era del todo cierta. Comenzó a buscar algún tipo de rastro de John y encontró unas pisadas que se alejaban al interior de la isla, debían ser las pisadas de John pues todos los demás aún dormían. Simon decidió seguirlas con cuidado y las pisadas le condujeron hasta John que estaba de pie delante de un árbol. John puso la mano en él árbol y se abrió una especie de compuerta dejando ver así lo que había en su interior: un teléfono.

John descolgó el teléfono y comenzó a hablar— Buenos días jugadores— y aquella misma voz se reprodujo poco después en el megáfono.
De pronto Simon comprendió que él era el secuestrador— Tengo que contárselo a los demás miembros del grupo y detenerle antes de que sea demasiado tarde.
John siguió hablando— Dos jugadores del grupo han muerto por lo que ahora sólo sois siete jugadores los que lucháis para conseguir una de las cuatro plazas que hay en el barco para regresar a casa— entonces Simon le tiró a John una piedra y esté gritó— Ah. Te vas a enterar Simon— pero para mala fortuna para John aquella frase también se reprodujo por el megáfono— Mierda.
John se fue directo para atacar a Simon, pero éste le esquivó con facilidad; John que se había abalanzado a por Simon no le dio tiempo a frenar a tiempo antes de estamparse contra un árbol que había justo detrás de Simon, lo que le dio a éste algo de tiempo para llegar hasta el teléfono y contarles la verdad a sus compañeros de equipo— ¡El secuestrador es John!
John consiguió levantarse— ¡Dame el teléfono Simon!— le ordenó.
— Repito: El secuestrador es John.
A continuación, colgó el teléfono el cuál poco después se autodestruyó y John vio cómo todo su trabajo desaparecía— ¡Noooo! ¡Maldito seas! – John sacó un cuchillo que guardaba en su cinturón— Te voy a matar— le amenazó John.
Simon esquivó el primer ataque con facilidad, después le arrebató el cuchillo, le dio una patada en la entrepierna y se marchó corriendo hasta dónde estaba el grupo. Corrió hasta llegar al claro dónde estaban los demás y gritó— ¡Chicos!
— Hola Simon— le saludó algo preocupado Wesley— Te hemos escuchado por el megáfono; gracias por advertirnos de quién era realmente John.
John llegó hasta ellos corriendo y muy enfadado— ¡Insensato!— le gritó John a Simon, y a continuación sacó una pistola de su chaqueta— Ahora que habéis descubierto mi secreto debo mataros a todos.
Entonces John corrió hasta Wesley y le disparó que le hirió gravemente—Ahhh.
— Ahhh— gritó Wesley de dolor…
— Yo me ocuparé de John, la alejaré de aquí… Mientras ocuparos de Wesley, yo no creo que vuelva, pero intentaré daros algo de tiempo — Simon le tiró una piedra a John a la cabeza— ¡Eh!. ¡Ven a por mí!

Simon corría perseguido por la John, tenía que alejarle del grupo; pero ahora el problema era que estaba empezado a alcanzarle; tenía que buscar una forma de despistarla… ¿pero cómo? En aquellas circunstancias no podía pensar, tan sólo podía correr. Repentinamente una mano le agarró era una mujer de ojos claros y cabello castaño le tapó la boca para que Simon no gritara. Él aunque aún estaba confuso le hizo caso, pues sabía que era lo mejor. John se había parado encima del claro buscando a Simon. Cat sacó un machete y lo lanzó contra un árbol cortando una cuerda e hizo caer una gran red sobre John. John intentaba liberarse furioso, pero Cat fue hasta él rápidamente y la dio un golpe en la cabeza que le dejó K.O. Cat volvió a guardar el machete dentro de su mochila mientras Simon la observaba impresionado.

— Gracias. Me has salvado la vida. ¿Cómo te llamas?
— Cat.
Simon se acercó hasta ella curioso— ¿De dónde has sacado esa mochila?
— No lo sé, la descubrí esta mañana a mi lado. Supongo que los espectadores decidieron darme una pequeña ayuda dado que mi equipo está muerto.
— Así que tú eres la líder del grupo uno. Sí John nos habló de ti, aunque no demasiado bien— Cat se bufó como respuesta— Tranquila, yo misma le descubrí.
— Espera… ¿Tú eres Simon? ¿El de los gritos por el megáfono?
— El mismo— contestó Simon con una gran sonrisa.
— Gracias por desvelar su verdadera identidad— Cat se tapó la herida del brazo, comenzaba a sangrarle de nuevo— Vaya mierda.
Simon se mostró preocupado— ¿Cómo te hiciste esto? – Cat le miró intensamente como respuesta— Ah, ya claro; John. Bueno no te preocupes, es superficial. Si descansas mañana estarás curada.
— No puedo descansar, tengo 12 horas para llegar hasta el barco.
— No, tienes una semana— Cat le miró extrañada antes esa revelación— No me preguntes cómo lo sé, pero lo sé.
— John— concluyó Cat.
Simon no podía contarle la verdad de porqué estaba allí así que le dio la razón— Me lo confesó después de que el teléfono, por el cuál accedía hasta el megáfono, se destruyera. Después me amenazó con un cuchillo, pude escapar y fui directamente hacia dónde estaba el grupo; pero él me siguió y nos amenazó con una pistola que sinceramente no tengo ni idea de dónde la sacó. Pero he conseguido atraerle hasta aquí.
— Vaya— respondió Cat— Eso sí que es tener un mañana movidita— Simon se rió y Cat también, pero su herida no dejaba de sangrar— ¿Podrías ayudarme?
— No tenías ni que preguntarlo— Simon la cogió en brazos y comenzó a caminar hasta el campamento dónde estaban el resto de sus compañeros, pero cuando llegó no había nadie— ¿Dónde se habrán metido?
— Habrán pensado que estabas muerto y no estarían dispuestos a comprobar si John volvía o no. Es lógico, no podían hacer otra cosa salvo continuar.
Simon la dejó en el suelo y le quitó la mochila— ¿Tienes en la mochila algo con lo que pueda curarte?
— No lo sé, puede. No he mirado bien. Nada más despertarme fui a investigar que era ese ruido tan estremecedor que oí a lo lejos y entonces te vi corriendo, intentando huir de John— respondió Cat.
Simon comenzó a buscar en la mochila y encontró un pequeño botiquín— Has tenido suerte, podré curarte enseguida— Simon comenzó a curar a Cat hasta que la herida dejó de sangrar— Ya está. Ahora tan sólo tienes que descansar.
Cat sonrió con una sonrisa tan bonita que a Simon se le encogió el corazón— Siento que no puedas ir a buscar a tu grupo por mi culpa.
— Eh, eso es lo de menos. No voy a dejarte atrás, me has salvado la vida. Te lo debo— Simon buscó víveres en la mochila— Mira tenemos comida y bebida de sobra para dos días— Simon le dio algo de beber y de comer a Cat— Dime, ¿estás mejor?— Cat asintió como respuesta— Bien, hoy descansaremos aquí. Mañana continuaremos viajando hasta el barco.
Simon acostó con cuidado a Cat sobre el suelo, y se quedaron a apenas unos milímetros de separación. Ambos se sonrojaron al mismo tiempo.
“¿Pero qué te pasa Simon?” se dijo así mismo “Concéntrate”— Buenas noches.
— Buenas noches— se despidió Cat.

Simon se tumbó al lado de Cat y ambos se durmieron al mismo tiempo.

Siguiente capítulo: https://elenasilesbernal.wordpress.com/2016/08/25/la-prueba-cap-9-por-elena-siles

Autor: elenasiles

En 2014 publiqué mi primer libro impreso "La Prueba". En 2019 publiqué La Guerrera Drager , en 2020 Piratas de Sagara y en 2021 Los Guardianes de Almas. Fui directora de YouAreWriter desde 2013 a 2019. He participado como autora en Renacer, Antología Benéfica (2020), en Invencibles, Una antología benéfica (2021) y en Antología Recuerdos de Tinta (2021). Además he coordinado, editado y publicado Antología Show Your Rare (2020) , Antología Sueños de Aire (2020) y Antología Criaturas de la Noche (2021) Mi email es: youarewriter.wordpress@hotmail.com Mi blog: www.elenasaavedrasiles.wordpress.com

4 opiniones en “La Prueba cap 8 por Elena Siles”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: