La vecina de al lado cap 14 por Elizabeth Thor

Capítulo anterior:https://elenasilesbernal.wordpress.com/2015/11/07/la-vecina-de-al-lado-cap-13-por-elena-siles

Capítulo 14

Recostada en la cama Vera dejaba que unas lágrimas de amargura le recorrieran el rostro, sentir como se abrían paso en su fina piel lentamente. Solo quería que Xavier rompiera esta última barrera y la volviera a enamorar de nuevo. Quería escuchar un te quiero nuevamente de sus labios. Nunca había contado el retorno de un viejo amor y necesitaba recordar lo que sentía por el hombre con el que se casó. “Seguro que Xavier respira tranquilo cuando encontró una niñera como Mara para su maldita mujer depresiva” eso era lo que pensaba sin cesar Vera. Escuchó como Xavier volvía a salir dejándola otra vez sola. La chica cogió un vaso de agua y trago cuatro pastillas que le había recomendado Joss, necesitaba ser una persona normal por unas horas. Escuchó un ruido extraño proveniente de la habitación infantil, era como el lloro de un niño. Entre la oscuridad de una casa en silencio Vera fue a ver de dónde provenía ese llanto. Al asomarse a la habitación pudo ver como una cuna, era mecida lentamente al son de un llanto infantil. Al acercarse vio como borbotones de sangre se derramaban de la cuna, sus ojos se abrieron de par en par asustada. Dos manos la cogieron con fuerza del cuello, lentamente el rostro de Mara fue surgiendo de la sangre.

La ensangrentada chica no dejaba de estrangular a Vera y solo le podía repetir una cosa — Sé lo que es el dolor, déjame que te cuente como superar el dolor…con la muerte.

Sonó el teléfono haciendo que Vera se despertara de esa agónica pesadilla, ella asustada miro a su alrededor viendo que ya era un nuevo día. Era Joss que le llamaba para poder concertar una visita.

— Vera soy Joss espero que me recuerde usted acudió a mi consulta, quisiera que viniese a una terapia de grupo.

Vera se quedó pensativa, ella en una terapia de grupo hablando del dolor que sentía a diario. Viendo como otras personas abrían sus almas para hablar de su sufrimiento:

— Doctor usted cree que es buena idea…
Joss se encendió un cigarro y escucho las dudas de su paciente, una depresiva con instintos depresivos por la muerte de su hijo. La mejor manera para que ella desapareciera es que conociera algunos de sus especiales pacientes:
— Por favor Vera, llevo llevando terapia de grupo hace muchos años y le aseguro que será una terapia casi milagrosa para usted, conocer otra gente que sufre lo mismo que usted para compartir sus sentimientos. Espero que le pueda dar una oportunidad.

A las últimas horas de la mañana Vera se sumía en su dolor, era incapaz de levantarse de la cama ya que estaba aturdida por las pastillas. No podía levantarse y prefería seguir durmiendo por culpa de las drogas. Comenzó a sonar el timbre de la puerta. La chica intentó callarlo con la almohada, estaba harta de escuchar el maldito sonido que le taladraba los tímpanos. Enfadada se levantó de la cama, se movía con dificultad totalmente mareada y todos los objetos que le rodeaban se deformaban lentamente.

Estaba sumida en las alucinaciones. Al llegar a la puerta ella comenzó a gritar sin cesar mientras la golpeaba — Dejarme en paz, maldita sea.
Mara estaba al otro lado de la puerta, quería seguir torturando a su querida amiga esperando que cállese. No dejaba de tocar el timbre porque sabía el estado en el cuál se encontraba Vera. Joss le había explicado los efectos que tendrían sobre ella las pastillas.
Vera calló contra el suelo sin conciencia, el dolor pudo con ella. Estaba sumida en su locura, no podía dejar de escuchar el llanto de un niño.
Abrió los ojos lentamente y vio como un bebe putrefacto se acercaba a ella gateando. Cerró los ojos y al volver a abrirlos, esa monstruosidad estaba delante de ella regalándole una escalofriante sonrisa. Vera volvía a gritar y sintió como alguien le cogió fuertemente, era Joss que estaba preocupada por ella. Al lado suya estada Mara que la miraba con preocupación — Mi bebe me está buscando, quiere que muera para estar a su lado…

— Lo sabía está peor de lo que parecía, as echo bien en llamarme Mara — dijo Joss.
Vera se volvió a despertar en la cama, bajo los atentos ojos de Mara que estaba a su lado. Joss le estaba poniendo una nueva inyección, le tocó la frente apartándole el pelo de la frente — ¿Qué ha pasado Mara, que hacéis aquí? — preguntó Vera.
— Vine a verte para saber cómo estabas, comencé a escuchar tu voz y cuando abriste la puerta te desmayaste. No cesabas de decir algo de un niño que te seguía.
Joss cogió de las manos a Vera y le miró a los ojos:
— Con las pastillas que te mande no hay suficiente para curarte ya ves como as acabado, te cambiaré la medicación y tienes que venir a mi consulta con el grupo de ayuda — Joss sacó unas pastillas y las puso encima de la mesita de noche — Esta vez no te lo pregunto, quiero que vengas o tendremos que ingresarte en un psiquiátrico…
Mara posó su cabeza en el hombro de Vera y le miró con ojos tristes:
— No se preocupe doctor yo cuidare a mi amiga, seguro que con mi ayuda Vera se recupera de sus problemas….

Joss salió de la casa dejando a las dos chicas a solas, Mara en silencio acariciaba el pelo a su amiga esperando que se quedara dormida. Vera nuevamente drogada comenzó a quedarse dormida de su boca nacieron unas palabras que le concomían:

— Tu eres mi niñera Mara, la que cuida de esta enferma — dijo Vera quedándose profundamente dormida.
Mara le acarició la frente y suspiró — Solo soy tu asesina, querida.

Siguiente capítulo: https://elenasilesbernal.wordpress.com/2015/12/07/la-vecina-de-al-lado-cap-15-por-elizabeth-thor/

Autor: elizabeththor

naci en 1979, en viladecans un pequeño pueblo a las afueras de barcelona, me gusta escribir a unque no persigo poder publicar. prefiero el mundo del dibujo y del comic que es mi aficion.por otra parte me gusta que la gente le interese mis rarezas escritas

3 opiniones en “La vecina de al lado cap 14 por Elizabeth Thor”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: